Categorías
Entrevistas Noticias

Alexis Rossell y sus HUELLAS

Mi música está hecha para ser tocada con orquesta sinfónica…

Alexis Rossell y Su Venezuela Joven conforma uno de los hitos más importantes dentro del desarrollo de la música popular venezolana. Si bien es archiconocido por quienes hoy rondamos cinco ó seis décadas de vida, la historia ha sido injusta con este arreglista y compositor que tanto ha dado al país. Hoy comparte su historia con musicavenezolana.com

Por Leonardo Bigott

Este falconiano egresado de la Escuela de Música Juan José Landaeta tuvo una aparición estelar durante el tributo que se le rindiera al célebre compositor Vytas Brenner (†). Buena parte de la multitud que colmaba la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño reconoció con sus aplausos a uno de los principales arpistas del país cuya obra es conocida por la integración de sintetizadores, guitarra y bajo eléctricos, batería e incluso trombón, bandola, requinto larense y mandolina, llenando de nuevos colores y texturas a la música venezolana. Temas como “Horizontes”, “Churún Merú” y “El Cordonazo” son algunos de los más conocidos de este compositor, siendo el último el que mayor presencia radial ha tenido.

Alexis Roussell

Esta tierra musicalmente bendita, esmerada siempre en revelar lo más sublime del alma humana, posee entre sus hijos a grandes arpistas como: Juan Vicente Torrealba†; Juan Galea, Hugo Blanco, Carlos Guedes, cuya arpa está arraigada en el jazz; Eduardo Betancourt, uno de los más importantes en la actualidad; y Leonard Jacome quien, con su arpa eléctrica fabricada para él por CAMAC-HARPS, es un constante explorador en busca de nuevos sonidos y nuevas formas musicales. Alexis Rossell es uno de los más significativos arpistas del siglo pasado y lo que va de éste. Sus diversas presentaciones en Venezuela y Estados Unidos entre 1982 y 1997 y su dilatada discografía que incluye relevantes trabajos como El Cordonazo (1980) y Torbellino (1981) son testimonios de una historia musical rara vez contada y en consecuencia poco conocida pero que hoy es revivida por las palabras del autor que pese a la injusticia histórica ha sido galardonado con el Premio «Escenario Juvenil» por «Producción Discográfica Del Año” – 1978. Designado para inaugurar las transmisiones a color por televisión, 1979. Nominado y galardonado con el Premio «Escenario Juvenil» por «Agrupación Musical Del Año», Ese año también recibe la nominación al «Guaicaipuro De Oro» como «Compositor del Año». Al año siguiente es galardonado con la distinción «Flor Siempreviva» otorgado por la organización «Arte de Venezuela» por su productiva labor musical. Y 1.996, recibe el «Botón del Municipio» Baruta por: «Su extensa labor formando nuevas generaciones en el campo musical».

Además de su obra artística, Alexis ha desarrollado una extensa labor como docente en diversos colegios y casas de cultura que incluyen al Madre Matilde, Santa Rosa de Lima, Sorocaima, La Concepción, el Centro Social y Cultural de El Hatillo, entre otros. Igualmente ha dictado una extensa cantidad de talleres.

Hoy con un nuevo disco (Huellas) bajo el brazo nos cuenta como ha ido evolucionando su historia desde que tocó el arpa por primera vez hasta el presente.

  • Alexis, ¿Cuándo y dónde naciste?
    Nací en Coro, Estado Falcón el 3 marzo de1951.
  • ¿Cuándo te iniciaste en la música y por qué el arpa?
    Hay una foto de infancia donde salgo con un cuatro en la mano pero lo que me llamaba la atención era el acordeón porque lo veía como un juguete que uno estiraba y luego encogía. Fue tiempo después con la aparición de Hugo Blanco† que empecé con el interés en el arpa. Él estudiaba con mi hermano mayor en el Liceo Aplicación. Bajo esa influencia, porque Hugo Blanco se estaba haciendo tendencia, mi hermano hizo un grupo y ensayaban en casa tocando el ritmo orquídea. Cierto día yo les acompañé en la clave y fue cuando mi hermano notó mi oído musical. Ya entonces me llamaba la atención el arpa. Fue cuando empecé a imitar a escondidas lo que Genaro Lobo, el arpista del grupo de mi hermano, hacía. Cierto día mi hermano llegó fuera de la hora esperada y me vio tocando. En lugar de reprenderme por ello me pidió que siguiera y
    reconoció que en verdad estaba tocando.
  • ¿Fue entonces que decidiste estudiar música?
    No! Eso vino años después. Lo que sucedió fue que una hija de Carmen Fisher, dueña de la Academia de Música Fisher le comentó a la mamá que había un niño en el colegio que tocaba muy bien el arpa. No logré entrar en la academia pero sí aparecer en un programa del canal 5 que ella tenía donde yo debía tocar arpa y cuatro y debía aparecer cada miércoles durante un año. Eso me relacionó con mucha gente del medio.
  • ¿Cómo surge tu estilo?
    Yo escuchaba mucho a Juan Vicente Torrealba y Hugo Blanco. Ellos eran mis maestros virtuales. Ya a los 12 años compuse mi primera canción titulada “Horizontes”. Hugo ya había pegado “Orquídea” y “Moliendo café”. De esas dos corrientes tenía ese ritmo de Hugo y cosas como “Concierto en la llanura” de Juan Vicente. El siguiente paso fue aquello que hacía el locutor Cappy Donzella llamado La Experiencia Psicotomimética y que fuera creada por José Ignacio Pérez Perazzo cuya primera edición fue el 20 de abril de 1968 en el Teatro Caracas. En este momento nos hemos apoderado de sus mentes… viendo a aquellos jóvenes enloquecidos se comenzaron a cruzar ideas en mí cabeza sobre usar guitarra eléctrica etc… ¿Por qué no?, me decía. Era 1972… por ahí.
  • Entonces ¿Qué vino luego?
    Bueno… conocía a un teclista llamado Jorge Salamanca y al bajista Antonio Alcalá y comenzamos a experimentar con “Horizontes”. Luego “Churún Merú”
  • La historia no ha sido muy justa contigo, sobre todo si consideramos que eres uno de los pioneros en haber fusionado la música venezolana con otros elementos. ¿Sientes que hay un público que aún te sigue?
    Fue a raíz del homenaje a Vytas Brenner el pasado año que noté una reacción favorable del público cuando fui presentado. Comencé entonces a repensar muchas cosas.
Alexis Rossell y sus HUELLAS
  • ¿Qué sentiste?
    Sentí que la gente no me había olvidado. Debo decir que gracias a las redes la gente me dice “ah! tú eres el del arpa, el de Venezuela Joven”. Esos seguidores están de los 40 años de edad en adelante, incluso 30.
  • En esta era cibernética ¿Qué beneficios te han traído las redes sociales?
    Debo decir que gracias a Facebook he tenido una respuesta positiva con mis seguidores a través de la cual me han preguntado cómo se puede conseguir mi música.
  • ¿Es posible?
    Sí porque por años he sido de esas personas que todo lo guarda. Desde que comencé siempre tuve la costumbre de guardar todo. En aquellos días le pedía a las disqueras que me dieran una copia de lo que grababa. Así lo hicieron y nunca he tenido problema con ello. Todo eso está digitalizado @190.
  • ¿Cuándo hiciste tu primera grabación?
    Fue en estudios del este en los 70s. Allí grabé mis dos primeros temas y me dieron el master de aquellas grabaciones en 15 rpm (profesional) en lugar de 7 rpm (comercial), luego fue en estudios Fidelis donde también me dieron el master. Posteriormente grabé en TH (Top Hits) para hacer varios discos.
  • Según la página www.síncopa.com tu discografía abarca 10 álbumes entre 1976 y ¿Es así?
    Son más. Yo empecé a regrabar los temas procurando mantener el arreglo original y que aunque los derechos de autor son míos no así lo de la distribución. A esos álbumes debes añadirle dos grabaciones para estudiantina y otra que editó una empresa privada que se encargaba de asesoría gerencial cuyo nombre no recuerdo. Ese álbum se llamó Haciendo algo diferente. Además de 5 CDs que eran los que la gente me pedía por Internet.
  • ¿Qué impacto tuvo la crisis de los 80s en tu desarrollo artístico?
    Aquella crisis trajo como consecuencia que la disquera cerrara. Quedé en el limbo y no grabé más nada. Sin embargo, tenía los masters. Varios años después comencé a preocuparme porque las cintas comenzaban a sufrir un deterioro. Fue entonces cuando alguien me dijo que reeditara ese material. Sin embargo, no fue lo que hice en lo inmediato. En su lugar monté un estudio de grabación en mi casa y digitalicé todo el material, llegando incluso a mejorar la calidad del sonido.
  • ¿Qué hiciste entonces?
    Hasta hace dos años le enviaba a la gente la colección completa vía courier. Recuerdo que a Miami envié muchos. Esa tarea de digitalizar se tradujo en que gente amiga me trajera sus LPs para digitalizarlos. Curiosamente la gente me decía que me quedara con los discos lo cual trajo como consecuencia que hoy tenga muchos discos de vinilo que ahora parecen estar de moda nuevamente.
  • ¿Cómo llegas al homenaje a Vytas?
    Los productores Orlando Zurita y Emmanuel Abramovits me llamaron un día para pedirme que participara en el homenaje a Vytas. El argumento era que yo conocía muy bien su música. Acepté y fue entonces que me di cuenta, por la fuerte ovación que vino después de ser presentado en ese homenaje, que había un público que me seguía.

Hay gente que piensa que yo toqué con Vytas Brenner pero eso no fue así. Lo que sucedió fue que con el accidente donde perecieron varios miembros del grupo Madera, Vytas perdió a tres de sus integrantes. Sí debo decir que nuestro enfoque de la música era similar pero el usaba elementos de jazz y yo no. Cierto día se presentó en mi casa con su representante y me explicó que tenía un concierto en El Poliedro y quería que tocará con él un tema al arpa y otro al cuatro por ser yo quien entendía muy bien lo que él estaba haciendo con la música. Yo fui su invitado. También recuerdo que tocó Gerry Weil.

  • ¿Qué te ha ocupado en los últimos años?
    Tengo un proyecto para tocar con una orquesta sinfónica pero francamente el país no ayuda. En 2009 llamé a unos músicos e hice un pequeño ensamble sinfónico que presentamos en el Centro Comercial Paseo El Hatillo. Aquello colapsó, fue todo un éxito. La respuesta de la gente fue excelente pero cuando pasamos el proyecto a las diversas orquestas el argumento siempre es ¡no hay presupuesto! Esa es la ambición que tengo porque mi música está hecha para eso, para ser tocada con orquesta sinfónica. Y ahora mi nuevo disco al que he titulado Huellas.
Alexis Rossell y sus HUELLAS
Leonardo Bigott. Autor de la Entrevista. Agradecido

La «Entrevista» fue en el realizada año 2017 por nuestro amigo Leonardo Bigott, periodista musical desde 1988. Ha escrito en Letras, Premio Nacional de Periodismo, Business Venezuela, Revista Ladosis. Director y productor musical para WSSU 91.3 FM en USA y La Emisora Cultural de Caracas 97.7 FM y desde 2008 para la reconocida revista musical Ladosis.

Sígueme en las redes sociales de musicavenezolana.com

Instagram: @musicavenezolana.ve

Twitter: @musicavenezolan

Facebook: Grupo Público musicavenezolana.com

Facebook: Página musicavenezolana.com

YouTube: Canal MúsicaVenezolana 

musicavenezolana.com y sus redes sociales son un sólido punto de apoyo a la música y al artista nacional.

Más entrevistas
Lo mío son las maracas – Manuel Rangel
Con la flauta bajo el brazo! – Luis Julio Toro
El nuevo lenguaje de la mandolina – Jorge Torres
Ruido Jubiloso, Música, Teatro y Videos – Ximena Borges
Amo la música venezolana – Flavio Sala

2 respuestas a «Alexis Rossell y sus HUELLAS»

Sin dudas una referencia Alexis Rosell en la fusión de ritmos e instrumentos sajones con tradicional venezolano. En mi opinión, él y Vytas acercaron a los jóvenes de los 70 a la música venezolana. Excelente trabajo. Bravo para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.