Categorías
Entrevistas Noticias

El nuevo lenguaje de la mandolina

Jorge Torres

Jorge Torres

“Uno no escoge al instrumento, es el instrumento que lo escoge a uno”. Jorge Torres.

Este orgulloso caraqueño es una de las piedras angulares de Ensamble Kapicúa y ha sido factor común en grabaciones de Aquiles Báez Trío, Eddy Marcano, C4 Trío, Fernando Alarcón (†), Ilan Chester y Pomarrosa. Actualmente le ocupa su trabajo como acompañante al lado de importantes vocalistas como Andrea Paola, Ana Cecilia Loyo, Fabiola José, Jakelin Liz, Iliana Goncalves y Marisela Querales, entre otras. Junto a Cristóbal Soto, Ricardo Sandoval y Remigio “Morocho» Fuentes, Jorge Torres se erige como uno de los más relevantes interpretes de la mandolina actual. Esta vez con 10 cuerdas y un nuevo CD!

Por Leonardo Bigott

Cuando era niño recuerdo mi habitual confusión entre mandolina y bandolina. Fue recientemente que encontré en un página de Internet que se usa bandolina para referirse a la venezolana y diferenciarla de la académica. Aunque no quedé convencido, es importante referenciar un poco la evolución de este instrumento estableciendo su parentesco con el laúd, cuyo origen nos lleva a Irán donde se le conoce bajo el nombre de barbat. Serán las invasiones islámicas las responsables de difundirlo por toda Europa. Alcanzando popularidad en el Renacimiento, el laúd sufrió cambios importantes, sobre todo en Andalucía, por lo que algunos consideran que la mandolina o bandolín desciende de éste. En los primeros años del siglo XIX la mandolina llega a Venezuela y es también el momento en el cual aparecen las primeras estudiantinas en las ciudades de Mérida y San Cristóbal. La historia es fascinante pero dejémosla para otra oportunidad.

Este amante de la capital, criado en La Candelaria, inició su transitar por la música en el Instituto de Educación Integral cuyo pensum era de inclinación artística. Tenía unos 6 ó 7 años. Ubicado en San Bernardino, este colegió fue el punto de partida en la carrera musical de Jorge Torres quien a sus 29 años recuerda aquellos días con especial deferencia porque fue precisamente allí donde se inició en el cuatro, las artes escénicas y el canto coral, lo que más tarde sería determinante en hacer de la música su modo de vida.

Su temperamento callado y reflexivo revela con verbo meticuloso la influencia familiar en su desarrollo artístico. Jorge cuenta pausadamente como han sido su padre y la escuela los factores que han contribuido a su formación musical, y no deja de señalar que su abuelo materno llegó desde Colombia, donde era escultor, para cantar en el Teatro Baralt de Maracaibo como invitado. También comenta que su tío Tiburcio era un lutier que fabricaba cuatros, mandolinas y otros instrumentos que solía tocar de modo empírico. Ambos casos son referentes importantes que, aunado a otros aspectos esenciales, hacen de Jorge Torres uno de los mandolinistas más importantes de Venezuela, hecho evidenciado en las grabaciones de Ensamble Kapicúa: Musikapicú (2005), Bravedad (2011) y Estado Natural (2011), su primer CD como solista. Ahora nos da un abreboca de lo que está por ofrecernos.

Jorge Torres ajustando detalles antes de un concierto en Medellín

Tu primer CD es un excelente testimonio de los tiempos que corren para la música venezolana. ¿Qué nos traes esta vez?

En mi primer CD mi motivación era hacer algo diferente a mi trabajo en Kapicúa. Mi nuevo trabajo es en formato de trío con Edwin Arellano en el bajo y Abelardo Bolaño en la batería. Están también dos excelentes percusionistas que son Carlos “Nené» Quintero y Rolando Canónico. Lo más resaltante para mí es que este es un repertorio propio específico para la mandolina de 10 cuerdas, instrumento de poca data en el país. La diferencia esencial es un Do grave adicional si la comparamos con la de 8 cuerdas. No podría tocar esta música bajo otro formato.

¿Ya está disponible en las tiendas?

Esta completamente grabado y todas las composiciones son mías pero aún no ha sido lanzado al mercado. Espero hacerlo antes de fin de año.

¿Por qué escogiste la mandolina?

El famoso mandolinista brasilero Hamilton de Holanda dijo una vez que no es uno quien escoge al instrumento sino el instrumento quien lo escoge a uno. En mis primeros años experimenté con el cuatro y la guitarra pero fue cuando tuve la mandolina en mis brazos que sentí ese ‘click’ natural que te dice que allí es la cosa.

¿Hay algo que puedas señalar como definitivo además de eso?

Sí. Me llamó mucho la atención que la mandolina dentro de la estudiantina era la que llevaba la melodía. A partir de allí fue como una adicción. Está también el hecho de los importantes aportes de los mandolinistas a la música venezolana. Existen también intérpretes que han experimentado mucho con afinaciones alternas. Hoy en día trabajo más con la mandolina de 10 cuerdas lo que significa 5 cuerdas de orden doble que le otorgan otras características que me atraen. Agradezco a José Morillo mi primer profesor de mandolina.

Hablas con orgullo de Caracas. No es usual en estos tiempos.

Sí. Siento que le debo mucho a esta ciudad porque es un lugar donde suceden muchas cosas a la vez. Compartir con grandes talentos como Aquiles Báez, Orlando Cardozo de Pabellón Sin Baranda, Raimundo Pereira, y Edwin Arellano de Los Sinvergüenzas, ha sido un privilegio propio de acá.

Jorge, entiendo que creaste Pepperland. Como decimos en el argot, todo un trabuco.

Sin dudas. La buena noticia es que ese es otro CD que sale este año. Xariel Sarabi sugirió un proyecto tipo Beatles y yo le di forma. Fue fácil y rápido escoger a los músicos idóneos. Hana Kobayashi por su conocimiento del grupo fue una elección primordial. Mi idea ha sido interpretar la música de los Beatles con ritmos criollos. Su música es muy maleable y con estos músicos, el éxito está garantizado.

Kapicúa tiene un sitial de honor en tu carrera. ¿Qué nos dices?

Edward Ramírez y yo estudiábamos juntos. Esa es la semilla de lo que en un inicio fue Ensamble Diávolo, como Ensamble Gurrufío. Luego de varios cambios, Álvaro Paiv entra y da al grupo un ordenamiento importante. El grupo sigue activo. Sin dudas es un hito porque fue allí donde comenzaron muchas cosas, aunque la intención inicial era
pasarla bien. Recuerdo los toques los días miércoles en el café de la Fundación Bigott.

¿Ha habido algún giro que te ha alejado del camino musical?

Sí! Hubo una época en la que estuve fuera del conservatorio y había dejado el instrumento. Estudiaba en el colegio Nazareth donde el concepto era distante de lo artístico. Dejé el instrumento por el deporte y otras cosas. Tenía que adaptarme.

¿Qué otros proyectos ocupan tu tiempo actualmente?

Acompaño a varias cantantes. También tengo con Andrea un proyecto muy hermoso que se llama Mi juguete es una canción. Se trata de un proyecto que emplea muñecos por Mariana Arias y que son figuras de compositores venezolanos. Simón Díaz, Gualberto Ibarreto y otros. El objetivo es resaltar los autores venezolanos a través de su música y la participación directa de los niños. Allí soy el director musical. Con esta
idea queremos hacer un homenaje a Caracas con personajes como Morella Muñoz, Billos y otros. También está otro interesante proyecto de Nené Quintero llamado Terapia, y Multifonía, proyecto de música de cámara que lidera Edwin Arellano.

¿Qué recuerdas de tus inicios con especial afecto?

Mis estudios de guitarra cuando estaba en 6 to ó 7 mo grado. Me gustaba mucho la música de Leo Brouwer y Antonio Lauro. Edward y yo practicábamos juntos. Era algo personal. Incluso tocábamos piezas de Metálica. También eran los días en los que hacía mucho teatro y cantaba en la coral bajo la dirección de Raimundo Pereira. Esto último es de gran importancia porque es este profesor quien convence a mi padre para que yo estudiara música.

Leonardo Bigott. Autor de la Entrevista. Agradecido

La «Entrevista» fue realizada en el mes de julio del año 2015 por nuestro amigo Leonardo Bigott, periodista musical desde 1988. Ha escrito en Letras, Premio Nacional de Periodismo, Business Venezuela, Revista Ladosis. Director y productor musical para WSSU 91.3 FM en USA y La Emisora Cultural de Caracas 97.7 FM y desde 2008 para la reconocida revista musical Ladosis.

Sígueme en las redes sociales de musicavenezolana.com

Instagram: @musicavenezolana.ve

Twitter: @musicavenezolan

Facebook: Grupo Público musicavenezolana.com

Facebook: Página musicavenezolana.com

YouTube: Canal MúsicaVenezolana 

musicavenezolana.com y sus redes sociales son un sólido punto de apoyo a la música y al artista nacional.

Más entrevistas
Alexis Rossell y sus HUELLAS
Amo la música venezolana – Flavio Sala
Lo mío son las maracas – Manuel Rangel
Con la flauta bajo el brazo! – Luis Julio Toro
Ruido Jubiloso, Música, Teatro y Videos – Ximena Borges

2 respuestas a «El nuevo lenguaje de la mandolina»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.